Salmonete de roca – Mullus surmuletus

Salmonete de roca – Mullus surmuletus

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Salmonete de roca (Mullus surmuletus) posee el cuerpo alargado y comprimido lateralmente, con la cabeza oblicua, la frente medianamente convexa, el hocico inclinado y la boca ínfera con dos barbillones debajo del mentón más largos que la aleta pectoral. Su coloración varía según la edad, el entorno, la profundidad y el estado anímico, pero normalmente tienen una tonalidad rosada y presentan una banda pardo-rojiza desde el ojo hasta la cola. Presenta dos aletas dorsales bien separadas y la primera está decorada con bandas pardo-amarillentas. No tiene espina en el borde del opérculo y tiene la cola ahorquillada y no estriada.

Vive sobre terrenos arenosos y blandos, a veces sobre fondos rocosos, hasta unos 100 metros de profundidad en el Mediterráneo. En el Atlántico oriental vive desde el Senegal, pasando por las Canárias, las Islas Británicas, Madeira, Azores hasta el oeste de Noruega, llegando a profundidades más hondas. También en el Mar Negro, y más raro en el Mar del Norte.

Para alimentarse se ayuda de los dos barbillones sensoriales, removiendo la arena para buscar sus presas. Se traga la arena para filtrarla y la expulsa a través de los orificios branquiales, reteniendo el alimento como pueden ser pequeños crustáceos, amfípodos, poliquetos, moluscos o pequeños peces (estos últimos acuden al encuentro para comer la nube de sedimeto que ha levantado con los barbillones). Tiene sexos separados. Su periodo reproductivo va de Mayo a Julio, y freza aproximadamente a los 2 años de vida. Los huevos y las larvas son pelágicas, y los juveniles se reúnen en el fondo durante el verano, presentando un color verde-azulado y la zona ventral blanquinosa; al cabo de un tiempo adquieren la coloración adulta. 

Es común que podamos confundirlo con el Mullus barbatus (salmonete de fango), pero este último tiene la frente más convexa, la primera aleta dorsal incolora, y 3 escamas sobre la parte anteroposterior de la mejilla; mientras que Mullus surmuletus tiene la frente más aguda y acusada, tiene la primera aleta dorsal surcada con bandas marrones o amarillas y tiene 2 escamas en la mejilla. Acostumbra a vivir en pequeños grupos, alimentándose, o posados en el fondo descansando, aunque es posible ver individuos separados.

 

Babosa de bandas – Parablennius zvonimiri

Babosa de bandas – Parablennius zvonimiri

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

Os presentamos a la Babosa de bandas (Parablennius zvonimiri). El cuerpo de este blénido es alargado, aunque se hace más estrecho y comprimido en las zonas laterales. La piel es básicamente marrón, roja en machos en temporada de celo. Posee varias bandas o manchas transversales oscuras presentes por el cuerpo, de ahí su denominación común.

En el dorso también presenta unas 7 manchas amarillentas o blancas, detalle muy característico de esta especie. Tiene 12 espinas dorsales, 18 radios dorsales blandos, 2 espinas anales y de 19 a 20 radios anales blandos. Destacan la presencia de tentáculos cercano a los ojos, incluso en otra áreas de la cabeza. Esta es grande al igual que los ojos y boca.

La babosa de bandas puede llegar a medir en estado adulto sobre los 7 cm de longitud. Se trata de peces que nadan en aguas entre 6 a 12 metros. Los peces adultos habitan en biotopos con poca iluminación, como pueden ser huecos o hendiduras entre rocas o cuevas. También pueden morar en los agujeros que confeccionan individuos del grupo Pholadidae, es decir, moluscos similares a las almejas que hacen hoyos al enterrarse.

El macho realiza la acción de seducir a la hembra mediante un ritual de cortejo basado en su movimiento corporal. Cuando inicia la puesta, las hembras depositan los huevos en el nido previamente elegido por el macho. Los huevos son colocados en el fondo marino y se mantienen pegados gracias a un recubrimiento pegajoso adhesivo que tienen. 

El macho tendrá la tarea de cuidar y vigilar los huevos. Al eclosionar los huevos, surgen larvas diminutas. Estas son planctónicas, y se mueven libremente por las aguas de las costas, cerca de la superficie.

La reproducción tiene lugar a partir del mes de mayo, aunque se puede alargar hasta julio. Cuando llega la época reproductiva, el macho puede levantar la parte superior del cuerpo como parte del ritual de cortejo. Los machos son los encargados de proteger a los huevos de amenazas.

Cabrilla – Serranus cabrilla

Cabrilla – Serranus cabrilla

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Cabrilla (Serranus cabrilla) es un pez con una coloración que varía en función del entorno y de su estado anímico entre rojizo, pardo, anaranjado o amarillento. El cuerpo está recorrido horizontalmente por entre 6 y 9 listas horizontales oscuras. Puede alcanzar los 40 centímetros de largo, aunque las medidas más habituales oscilan entre los 12 y los 25 centímetros.

En la cabeza presenta varias líneas oblicuas de coloración variable, amarillento, anaranjado, blanquecino o blanco azulado, que se extienden en forma de una o más bandas que recorren el cuerpo longitudinalmente. La mandíbula inferior sobresale de la superior, el preopérculo está dentado y hay dos espinas en el opérculo.

La aleta dorsal es muy alargada, y la primera mitad está dotada de fuertes espinas. La aleta caudal puede presentar un punteado blanco azul, y la anal tiene tres espinas en la parte anterior.

La cabrilla es un pez fuertemente territorial y vive de manera solitaria en fondos rocosos a poca profundidad, y lo podemos encontrar en todas nuestras escolleras. En las zonas donde no son molestados la densidad de población disminuye, al contrario que su tamaño, que suele ser bastante mayor, ya que su carácter agresivo, cuanto mayor es el tamaño del pescado le obliga a tener un territorio más extenso. No suele encontrarse más allá de los 60 metros de profundidad. Podemos encontrarlas por todo el Mediterráneo las costas templadas y cálidas orientales del Atlántico y hasta el Mar Rojo.Es un pez de pequeño tamaño, en especial si lo comparamos con algunos de sus parientes más cercanos como el mero y la lubina. Lo primero que destaca de la cabrilla son sus colores, sobre un fondo rojizo, que se puede oscurecer en los ejemplares capturados a más profundidad, presenta una serie de franjas verticales de color marrón (entre 7 y 9) que son cruzadas por una raya blanquecina horizontal que cruza toda la longitud del pescado, seguida de dos o tres líneas anaranjadas que también desde la cabeza hasta la cola. El color de la panza es bastante claro, blanquecino con un punto rojizo. Destaca el gran tamaño de su boca, denotando su carácter depredador.

Depredador, ataca y se alimenta de todo lo que se mueve dentro de su territorio, ya sean pequeños peces bentónicos (góbios, blénidos, etc.), crustáceos de todo tipo (cangrejos, gambas, pulgas, etc.), y además, gusanos de todo tipo, etc.

Es hermafrodita con genitales útiles para ambos sexos, aunque parece que no se auto fecunda. La reproducción tiene lugar entre la primavera y el verano. Los huevos descienden al fondo y se quedan pegados a las piedras. Como el resto de integrantes del género “Serranus”, es hermafrodita simultáneo, es decir, que es macho y hembra a la vez. En caso de no encontrar pareja en la época de reproducción (abril-julio), se puede dar el caso de que se pueda auto-fecundar.

Serrano o Vaca – Serranus scriba

Serrano o Vaca – Serranus scriba

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Serrano o Vaca (Serranus scriba) tiene el cuerpo alargado y la cabeza cónica con la boca en posición terminal. Puede llegar a medir hasta 30 cm pero lo más común es que mida alrededor de 20 cm. Presenta una única aleta dorsal larga. Es de color marrón rojizo con 4-7 bandas verticales más oscuras, la aleta caudal es de color anaranjado. En los laterales tiene una mancha de color azul muy característica. En la cabeza y el hocico podemos ver un dibujo azul y rojizo. Es el Serránido mas habitual de nuestras Costas, formando parte de la misma familia (Serranidae) que el Mero (Epinephelus marginatus) o la Lubina (Dicentrarchus labrax).

Podemos encontrarlo en el Mar Mediterráneo, el Mar Negro y en el Atlántico oriental hasta el golfo de Vizcaya. Vive en aguas poco profundas (máximo 30 metros), entre rocas y zonas de arena, en praderas de Posidonia, aunque también lo podemos ver en el interior de esponjas, equinodermos y tubos vacíos de poliquetos.

Son peces carnívoros. Se alimentan principalmente de peces, crustáceos y moluscos. Son verdaderos hermafroditas, es decir, los individuos son macho y hembra a la vez y esto hace que pueden fecundar sus propios óvulos (fecundación interna) pero generalmente la fecundación es externa. Se reproducen entre abril y agosto. Para desovar se acercan a la orilla y dejan los huevos entre las rocas del fondo donde quedan adheridos.

Se puede confundir con otras especies del género Serranus, como el Serranus Cabrilla o el Serranus hepatus, aunque debido a su coloración, forma, tamaño y distribución, son bastante características para poder identificarlo de forma correcta. Se diferencia básicamente por la mancha azulada que presenta en el vientre, señal muy característica de esta especie tan común en aguas del Mediterráneo.

Como curiosidad de esta especie, recibe el nombre de scriba por los dibujos que tienen en la cabeza, ya que por su forma, recuerdan a símbolos arábigos. Son peces solitarios pero en épocas de celo nadan en pareja.

Mero – Epinephelus marginatus

Mero – Epinephelus marginatus

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Mero (Epinephelus marginatus) es un pez grande, cuyo tamaño varía entre sus diversas especies, desde los 3 metros del Mero australiano, hasta los 10 cm de las especies más pequeñas. Pesa entre 2 y 300 kilos. En el Mediterráneo llega a pesar 50 kg de peso y medir entre 1.2 a 1.5 metros, pudiendo vivir hasta una edad de 50 años.

El color del Mero es variable. Normalmente es marrón con manchas más claras, pero puede virar al verde o verde azulado, especialmente en los ejemplares más jóvenes. El vientre suele ser blanquecino o amarillento.

La mandíbula superior es algo más corta que la inferior, y la boca presenta unos labios prominentes. El opérculo tiene tres espinas cerca de la aleta pectoral.

La aleta dorsal es alargada con 11 espinas al principio, mientras que la aleta anal tiene tres espinas. La forma de la cola varía de redondeada en los ejemplares más jóvenes a casi recta en los adultos. Ésta, junto con las partes posteriores de las aletas dorsal y anal, suelen ser más oscuras y ribeteadas de blanco.

Los meros adultos son territoriales y solitarios excepto cuando se reúnen para reproducirse y forman grupos de unas decenas de ejemplares. Son hermafroditas y alcanzan la madurez sexual como hembras en torno a los cinco años de edad, y sobre los diez años se vuelven machos. Se alimentan principalmente de cefalópodos, aunque también de peces y crustáceos. Puede llegar a vivir hasta 50 años.

Esta especie vive en fondos rocosos entre los 8 y los 300 metros de profundidad, donde ocupa refugios entre las rocas con varias entradas. Los juveniles suelen estar más cerca de la costa que los adultos.

Aparece en las Costas Atlánticas de América del Sur. En las Costas Atlánticas de Europa, desde el Canal de la Mancha hasta el Mar Mediterráneo, y por toda la Costa Atlántica Africana, alcanzando el Océano Índico y la Isla de Madagascar.