Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La moma nariguda manchada (Tripterygion melanurus) es una especie de pez perciforme de la familia Tripterygiidae.​ No se conocen subespecies.​ Es propia del mar Mediterráneo, pudiendo encontrarse en las Islas Baleares, al Sur de Cerdeña, Argelia, Túnez, Israel, Líbano y al sur de Turquía.

Esta especie puede alcanzar unos 5 cm de longitud, con el cuerpo alargado y un poco comprimido lateralmente. La cabeza es pequeña y la boca prominente. Presenta tres aletas dorsales, compuestas de 17 a 19 espinas lasas dos primeras y, de 10 a 13 radios blandos en la tercera. Posee una aleta anal con 2 espinas y entre 22 y 25 radios blandos. Las aletas pelvianas se encuentran en posición yugular. El color es rojo tanto en machos como en hembras, con la cabeza con manchas y algunos, con una mancha negra en el pedúnculo caudal. Los machos, que suelen ser muy territoriales, presentan bandas oscuras y radios de la segunda dorsal más largos. Se trata de un pez solitario que vive apoyado sobre sus aletas ventrales sobre fondos rocosos, a poca profundidad, normalente hasta los 8 metros y en zonas iluminadas, aunque también es muy común encontrarlos posados en las paredes de las grietas y rocas. Su alimentación se caracteriza de manera habitual por pequeños invertebrados.

En el Mediterráneo la época de apareamiento se produce entre abril y julio. Depositan los huevos en el fondo del mar controlados por el macho. Este defiende su territorio de un metro cuadrado aproximadamente y, conquista a las hembras que se acercan, haciendo saltos en zigzag y con las aletas extendidas.

Se puede confundir fácilmente con Lipophrys nigriceps por su coloración, pero ésta no tiene la aleta dorsal partida en 3 partes diferenciadas. Es bastante fácil acercarse, raramente buscan un lugar donde esconderse ante la primera amenaza. En cambio, no siempre es fácil de verlos en las grietas de las rocas que tanto les gustan, por eso debemos evitar usar focos demasiado potentes para evitar asustarlos.