Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Moma nariguda (Tripterygion tripteronotum), es un pez con el cuerpo alargado y delgado, con escamas por todo el cuerpo excepto en el opérculo branquial. Es un individuo que puede llegar a medir 8 centímetros de largo. Tiene la cabeza puntiaguda y con un ángulo facial de 67 grados. La boca esta situada en el extremo y tiene el labio superior no caído. Tienen los ojos grandes y con tentáculos finos, cortos y no ramificados. En los orificios nasales también se observa un tentáculo simple. Si nos fijamos en las aletas; tiene la aleta dorsal diferenciada en 3 (igual que todos los de su género). La primera tiene 3 radios espinosos, la segunda entre 17 y 18 radios espinosos y la tercera entre 12 y 13 radios blandos. La primera puede quedar más separada de las otras dos. En los machos adultos se encuentra entre 1 y 3 radios de la segunda aleta dorsal que están prolongados en forma de filamento. La aleta anal tiene entre 24 y 27 radios blandos. Las aletas pectorales son grandes y anchas. Las aletas ventrales son arredondeadas, bifurcadas en forma de filamento y en posición muy anterior. La aleta caudal también es arredondeada. Si nos fijamos en la coloración, los machos oscilan entre el rojo y el naranja, con la cabeza oscura y bandas transversales también oscuras; las mejillas con puntos azul celeste, el margen posterior de la primera aleta dorsal con una mancha roja tirando a negra, y la segunda y la tercera aleta dorsal con el margen azul. En cambio, las hembras son de color marrón amarillento, con bandas transversales oscuras; las mejillas y el cuello de color amarillo intenso.

Se alimenta de plancton y pequeños animales que se encuentran en el fondo marino. El periodo de reproducción va del mes de mayo hasta el mes de julio. El macho protege en el su hábitat de un metro cuadrado (aproximadamente) y seduce a las hembras que se le acercan con saltos en zigzag y las aletas extendidas. Viven en costas rocosas a una profundidad a una profundidad de 0 a 12 metros. Se distribuyen en el Atlántico noroeste, desde el norte de Francia hasta las Canarias, en el Mediterráneo y en el mar Negro.