Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Salmonete de roca (Mullus surmuletus) posee el cuerpo alargado y comprimido lateralmente, con la cabeza oblicua, la frente medianamente convexa, el hocico inclinado y la boca ínfera con dos barbillones debajo del mentón más largos que la aleta pectoral. Su coloración varía según la edad, el entorno, la profundidad y el estado anímico, pero normalmente tienen una tonalidad rosada y presentan una banda pardo-rojiza desde el ojo hasta la cola. Presenta dos aletas dorsales bien separadas y la primera está decorada con bandas pardo-amarillentas. No tiene espina en el borde del opérculo y tiene la cola ahorquillada y no estriada.

Vive sobre terrenos arenosos y blandos, a veces sobre fondos rocosos, hasta unos 100 metros de profundidad en el Mediterráneo. En el Atlántico oriental vive desde el Senegal, pasando por las Canárias, las Islas Británicas, Madeira, Azores hasta el oeste de Noruega, llegando a profundidades más hondas. También en el Mar Negro, y más raro en el Mar del Norte.

Para alimentarse se ayuda de los dos barbillones sensoriales, removiendo la arena para buscar sus presas. Se traga la arena para filtrarla y la expulsa a través de los orificios branquiales, reteniendo el alimento como pueden ser pequeños crustáceos, amfípodos, poliquetos, moluscos o pequeños peces (estos últimos acuden al encuentro para comer la nube de sedimeto que ha levantado con los barbillones). Tiene sexos separados. Su periodo reproductivo va de Mayo a Julio, y freza aproximadamente a los 2 años de vida. Los huevos y las larvas son pelágicas, y los juveniles se reúnen en el fondo durante el verano, presentando un color verde-azulado y la zona ventral blanquinosa; al cabo de un tiempo adquieren la coloración adulta. 

Es común que podamos confundirlo con el Mullus barbatus (salmonete de fango), pero este último tiene la frente más convexa, la primera aleta dorsal incolora, y 3 escamas sobre la parte anteroposterior de la mejilla; mientras que Mullus surmuletus tiene la frente más aguda y acusada, tiene la primera aleta dorsal surcada con bandas marrones o amarillas y tiene 2 escamas en la mejilla. Acostumbra a vivir en pequeños grupos, alimentándose, o posados en el fondo descansando, aunque es posible ver individuos separados.