Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Reyezuelo o Salmonete Real (Apogon imberbis) es una especie de pez perciforme de la familia de los apogónidos, muy común en el Mar Mediterráneo y este del Atlántico.

A pesar de que morfológicamente no se parece en nada al salmonete, el sinónimo de salmonete real le viene por su sabrosa carne, de sabor similar a la de aquel.

Son muy características de esta especie dos líneas blancas paralelas que tiene en sus negros y enormes ojos. Es un pez de gran belleza, con una coloración naranja metalizado tendiendo a rojo. Parte superior e inferior de la cabeza de color oscuro. Las aletas son rojas transparentes y en el pedúnculo caudal suele tener manchas oscuras.

La cabeza es muy desproporcionada en relación con el resto del cuerpo, fino y afilado-, con una boca enorme que puede ser proyectada para capturar sus presas. La talla máxima descrita es de 15 cm.

Tiene siete espinas en la aleta dorsal y dos espinas en la aleta anal.

Vive en verano cerca de la orilla, entre 0 y 30 metros de profundidad, momento en el que es muy fácil de encontrar en puertos y entre las rocas de la costa, mientras que en invierno es capaz de descender a más de 200 metros.

Habita en pequeños grupos sobre los fondos rocosos, donde se esconde entre las grietas de rocas, cada individuo en una grieta que defiende con una fuerte territorialidad. No es migratorio. Permanece todo el día escondido y nada de noche para cazar y alimentarse.​

La puesta de la hembra es recogida por el macho en su boca, donde incuba los huevos hasta que eclosionan y se alejan de su padre, permaneciendo sin comer todo el tiempo de incubación.

Se alimenta de pequeños invertebrados y peces.