Barriguda cornuda – Parablennius incognitus

Barriguda cornuda – Parablennius incognitus

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Barriguda cornuda (Parablennius incognitus) es una especie perteneciente a la familia de los Blénidos. Posee un tamaño pequeño, pudiendo llegar a alcanzar entre 7 y 10cm como máximo. Posee una cabeza grande con labios gruesos. Tienen unos tentáculos oculares con cuatro o cinco ramas en general muy característicos encima de los ojos, siendo una de ellas más larga y destacable, y más prominente en el caso de los machos.

El color de su cuerpo va desde el gris, pasando por el verde oscuro hasta el marrón, que suele ser más claro en las hembras y con unas manchas perpendiculares bastante contrastadas y faciles de identificar que llegan hasta la cola. Esta especie, debido a su gran parecido se podría confundir con algunos especímenes de su familia, como el caso con la Barriguda (Parablennius pilicornis), cuya cabeza es mas maciza y sus tentáculos diferentes en forma de árbol y también con la Vieja (Parablennius tentacularis), cuyos tentáculos no tienen la misma morfología, ya que son inconfundibles debido a su gran tamaño, y también. debido a que no se suele encontrar en el mismo tipo de hábitat.Este Blénido suele vivir en rocas litorales cubiertas de algas e incluso, en muchas ocasiones en zonas bastante agitadas.

Durante el periodo de reproducción, que suele ser entre la Primavera y el Verano, los machos buscan pequeñas grietas para que las hembras vayan a realizar la puesta. Ellos serán los encargados de cuidar los huevos. Suele ser una especie muy curiosa y confiada, excepto en la época de reproducción, donde suelen estar más activos y donde podemos apreciarlo de una manera sencilla debido a su cambio de librea que se vuelve muy coloreada, de un color amarillo o de un anaranjado muy vivo.

Flora – Microlipophrys canevae

Flora – Microlipophrys canevae

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Flora (Microlipophrys canevae) es un Blénido de pequeño tamaño, pudiendo llegar hasta los 8cm de longitud, con el cuerpo alargado y comprimido lateralmente y sin escamas. La cabeza no presenta tentáculos supraorbitales. La aleta dorsal es larga y posee 8 espinas y 15 radios blandos. La aleta anal 2 espinas y 16 radios blandos. Color variable, pardo oscuro a amarillento con puntos más oscuros. Vive en pequeños orificios hasta unos 2 metros de profundidad.

El cuerpo de la flora o también conocido como Blénido de Caneva es notoriamente alargado, más comprimido en los laterales cerca del área caudal. Generalmente no sobrepasan los 8 centímetros de largo. La cabeza es redonda, con ojos pequeños, en proporción con el resto de la cara, éstos son sobresalientes y redondeados, están localizados en la parte superior de la cabeza y orientados levemente a los lados.

La coloración de la flora es parda, con tonalidades claras que contornean las manchas más oscuras. Algunos especímenes pueden tener franjas alrededor de la aleta dorsal. Pueden mimetizarse con el entorno que les rodea, cambiando el matiz del cuerpo a negro, morado, beige o marrón.

En época de celo los machos presentan cambios en la coloración: tonalidades amarillas brillantes, naranjas fuertes o rojizas en la cabeza, que contrastan con tonos negros profundos y claros blanquecinos en el contorno de las manchas. Las aletas y el cuerpo también presentan otras coloraciones, aunque algo más tenues y uniformes. Conjuntamente a los cambios corporales, también hacen agitaciones con la cabeza para atraer a las hembras.

Cuando el macho ha seducido a la hembra, ambos se dirigen al nido, donde la hembra deposita los huevos fertilizados, que se fijarán en el sustrato a través de una sustancia adhesiva. Con posterioridad será el macho quien protegerá los huevos hasta la eclosión.

Autoría de las imágenes: Tomeu Martí Font

Moma nariguda – Tripterygion tripteronotum

Moma nariguda – Tripterygion tripteronotum

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Moma nariguda (Tripterygion tripteronotum), es un pez con el cuerpo alargado y delgado, con escamas por todo el cuerpo excepto en el opérculo branquial. Es un individuo que puede llegar a medir 8 centímetros de largo. Tiene la cabeza puntiaguda y con un ángulo facial de 67 grados. La boca esta situada en el extremo y tiene el labio superior no caído. Tienen los ojos grandes y con tentáculos finos, cortos y no ramificados. En los orificios nasales también se observa un tentáculo simple. Si nos fijamos en las aletas; tiene la aleta dorsal diferenciada en 3 (igual que todos los de su género). La primera tiene 3 radios espinosos, la segunda entre 17 y 18 radios espinosos y la tercera entre 12 y 13 radios blandos. La primera puede quedar más separada de las otras dos. En los machos adultos se encuentra entre 1 y 3 radios de la segunda aleta dorsal que están prolongados en forma de filamento. La aleta anal tiene entre 24 y 27 radios blandos. Las aletas pectorales son grandes y anchas. Las aletas ventrales son arredondeadas, bifurcadas en forma de filamento y en posición muy anterior. La aleta caudal también es arredondeada. Si nos fijamos en la coloración, los machos oscilan entre el rojo y el naranja, con la cabeza oscura y bandas transversales también oscuras; las mejillas con puntos azul celeste, el margen posterior de la primera aleta dorsal con una mancha roja tirando a negra, y la segunda y la tercera aleta dorsal con el margen azul. En cambio, las hembras son de color marrón amarillento, con bandas transversales oscuras; las mejillas y el cuello de color amarillo intenso.

Se alimenta de plancton y pequeños animales que se encuentran en el fondo marino. El periodo de reproducción va del mes de mayo hasta el mes de julio. El macho protege en el su hábitat de un metro cuadrado (aproximadamente) y seduce a las hembras que se le acercan con saltos en zigzag y las aletas extendidas. Viven en costas rocosas a una profundidad a una profundidad de 0 a 12 metros. Se distribuyen en el Atlántico noroeste, desde el norte de Francia hasta las Canarias, en el Mediterráneo y en el mar Negro.