Sargo real o breado – Diplodus cervinus

Sargo real o breado – Diplodus cervinus

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Sargo real o breado (Diplodus cervinus) posee un cuerpo ovalado, alargado, alto y comprimido. Boca de labios gruesos y carnosos. Dientes de dos tipos: incisivos cortantes y molares. Color marrón achocolatado, con 5 bandas transversales anchas, más oscuras, sobre los flancos, una en la cabeza cruzando los ojos y  una manchita negra en la axila de las aletas pectorales; aletas con el borde negro; aletas pelvianas y anal casi negras y pudiendo alcanzar los 60 cm de longitud.

Es una especie costera que prefiere aguas cálidas, la encontramos entre los 2 y los 80 metros, pero puede vivir hasta los 300 metros de profundidad. Los podemos ver nadando en diferentes fondos como por ejemplofondos de roca, de arena, de fango. Normalmente los podemos ver en pequeños grupos de 5 a 10 individuos, aunque también es común verlos en solitario, sobre todo en los ejemplares de mayor tamaño, ya que les gusta realizar su caza y alimentación en solitario. Podemos encontrarlo en casi todo el Mar Mediterráneo. En el Atlántico lo encontramos desde el Golfo de Vizcaya y Madeira, hasta las Islas Canarias. Suele nadar acompañado de otras especies como sus familiares en parentesco como el Sargo común (Diplodus sargus) o la Mojarra (Diplodus vulgaris).

Son omnívoros (ya que se alimentan tanto de animales como de plantas), aunque tienen más predilección por otros animales que por las algas. Comen pequeños crustáceos, moluscos, erizos pequeños y gusanos. Son totalmente inofensivos para nosotros. Tienen una fecundación externa, liberan el esperma y los óvulos en el agua donde se dará la fecundación. Esta especie se reproduce entre los meses de enero y abril. Aunque el género Diplodus comparte ciertas similitudes entre las diferentes especies, son todas muy fáciles de reconocer. En el caso del cervinus, sus 5 bandas transversales en el lomo, además de otra que cruza la cabeza y su ojo lo hacen inconfundible. Es el Sargo más grande, ya que puede llegar a pesar hasta 5 Kg.

Corva – Sciaena umbra Imagen principal cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

Corva – Sciaena umbra Imagen principal cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

La Corva (Sciaena umbra) posee un cuerpo moderadamente alargado, alto y comprimido. Morro redondeado y boca ínfera. Mentón sin verruga debajo. Dos aletas dorsales, la primera con 10 radios duros; la segunda con 1 duro y 25 blandos. Aleta anal con 2 radios duros (el segundo muy largo y grueso) y 7 blandos. Aleta caudal con el borde en forma de S suave. Color gris oscuro o marrón, con reflejos verdoso por el dorso; vientre blanquecino; morro y parte de la cabeza con reflejos violáceos; aletas pelvianas y anal negras; aletas dorsales gris oscuro con el borde negro. Pueden alcanzar hasta los 50 cm de longitud.

Son básicamente activos de noche y se alimentan de pequeños peces, crustáceos, moluscos, gusanos y algas. Durante el día aparecen en grupo cerca de sus refugios. Suelen permanecer en ese lugar, moviendo ligeramente las aletas y son una especie muy huidiza.

Aparecen en hendiduras y cuevas, sobre diversos fondos y desde las aguas superficiales hasta las grandes profundidades. Podemos encontrarlo en todo el Mediterráneo.

Como curiosidad en esta bonita especie, en su cabeza podemos encontrar una partícula mineral, de aspecto similar al marfil o al alabastro, compuesta por carbonato de calcio a la que acompaña una preciosa leyenda. La historia narra cómo el mago Merlín entregó al Rey Arturo, cuya educación le fue encomendada, una piedra preciosa de color blanco que tenía la capacidad de cambiar su color si el gobernante no actuaba como se esperaba. Su constante color blanco sirvió para ensalzar su reinado al considerarse el testimonio de la bondad y buen hacer del monarca.

La piedra era precisamente un otolito, del griego otos (oído) y lithos (piedra), cuyo nombre alude a su ubicación en la cavidad auditiva de este curioso pez. Con estas pequeñas piedras se pueden realizar productos de artesanía como pulseras, collares, anillos.

Salmonete de roca – Mullus surmuletus

Salmonete de roca – Mullus surmuletus

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Salmonete de roca (Mullus surmuletus) posee el cuerpo alargado y comprimido lateralmente, con la cabeza oblicua, la frente medianamente convexa, el hocico inclinado y la boca ínfera con dos barbillones debajo del mentón más largos que la aleta pectoral. Su coloración varía según la edad, el entorno, la profundidad y el estado anímico, pero normalmente tienen una tonalidad rosada y presentan una banda pardo-rojiza desde el ojo hasta la cola. Presenta dos aletas dorsales bien separadas y la primera está decorada con bandas pardo-amarillentas. No tiene espina en el borde del opérculo y tiene la cola ahorquillada y no estriada.

Vive sobre terrenos arenosos y blandos, a veces sobre fondos rocosos, hasta unos 100 metros de profundidad en el Mediterráneo. En el Atlántico oriental vive desde el Senegal, pasando por las Canárias, las Islas Británicas, Madeira, Azores hasta el oeste de Noruega, llegando a profundidades más hondas. También en el Mar Negro, y más raro en el Mar del Norte.

Para alimentarse se ayuda de los dos barbillones sensoriales, removiendo la arena para buscar sus presas. Se traga la arena para filtrarla y la expulsa a través de los orificios branquiales, reteniendo el alimento como pueden ser pequeños crustáceos, amfípodos, poliquetos, moluscos o pequeños peces (estos últimos acuden al encuentro para comer la nube de sedimeto que ha levantado con los barbillones). Tiene sexos separados. Su periodo reproductivo va de Mayo a Julio, y freza aproximadamente a los 2 años de vida. Los huevos y las larvas son pelágicas, y los juveniles se reúnen en el fondo durante el verano, presentando un color verde-azulado y la zona ventral blanquinosa; al cabo de un tiempo adquieren la coloración adulta. 

Es común que podamos confundirlo con el Mullus barbatus (salmonete de fango), pero este último tiene la frente más convexa, la primera aleta dorsal incolora, y 3 escamas sobre la parte anteroposterior de la mejilla; mientras que Mullus surmuletus tiene la frente más aguda y acusada, tiene la primera aleta dorsal surcada con bandas marrones o amarillas y tiene 2 escamas en la mejilla. Acostumbra a vivir en pequeños grupos, alimentándose, o posados en el fondo descansando, aunque es posible ver individuos separados.

 

Serrano o Vaca – Serranus scriba

Serrano o Vaca – Serranus scriba

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Serrano o Vaca (Serranus scriba) tiene el cuerpo alargado y la cabeza cónica con la boca en posición terminal. Puede llegar a medir hasta 30 cm pero lo más común es que mida alrededor de 20 cm. Presenta una única aleta dorsal larga. Es de color marrón rojizo con 4-7 bandas verticales más oscuras, la aleta caudal es de color anaranjado. En los laterales tiene una mancha de color azul muy característica. En la cabeza y el hocico podemos ver un dibujo azul y rojizo. Es el Serránido mas habitual de nuestras Costas, formando parte de la misma familia (Serranidae) que el Mero (Epinephelus marginatus) o la Lubina (Dicentrarchus labrax).

Podemos encontrarlo en el Mar Mediterráneo, el Mar Negro y en el Atlántico oriental hasta el golfo de Vizcaya. Vive en aguas poco profundas (máximo 30 metros), entre rocas y zonas de arena, en praderas de Posidonia, aunque también lo podemos ver en el interior de esponjas, equinodermos y tubos vacíos de poliquetos.

Son peces carnívoros. Se alimentan principalmente de peces, crustáceos y moluscos. Son verdaderos hermafroditas, es decir, los individuos son macho y hembra a la vez y esto hace que pueden fecundar sus propios óvulos (fecundación interna) pero generalmente la fecundación es externa. Se reproducen entre abril y agosto. Para desovar se acercan a la orilla y dejan los huevos entre las rocas del fondo donde quedan adheridos.

Se puede confundir con otras especies del género Serranus, como el Serranus Cabrilla o el Serranus hepatus, aunque debido a su coloración, forma, tamaño y distribución, son bastante características para poder identificarlo de forma correcta. Se diferencia básicamente por la mancha azulada que presenta en el vientre, señal muy característica de esta especie tan común en aguas del Mediterráneo.

Como curiosidad de esta especie, recibe el nombre de scriba por los dibujos que tienen en la cabeza, ya que por su forma, recuerdan a símbolos arábigos. Son peces solitarios pero en épocas de celo nadan en pareja.

Salmonete Real o Reyezuelo – Apogon imberbis

Salmonete Real o Reyezuelo – Apogon imberbis

Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez
Preciosa imagen cedida por el fotógrafo Roberto Ramírez

El Reyezuelo o Salmonete Real (Apogon imberbis) es una especie de pez perciforme de la familia de los apogónidos, muy común en el Mar Mediterráneo y este del Atlántico.

A pesar de que morfológicamente no se parece en nada al salmonete, el sinónimo de salmonete real le viene por su sabrosa carne, de sabor similar a la de aquel.

Son muy características de esta especie dos líneas blancas paralelas que tiene en sus negros y enormes ojos. Es un pez de gran belleza, con una coloración naranja metalizado tendiendo a rojo. Parte superior e inferior de la cabeza de color oscuro. Las aletas son rojas transparentes y en el pedúnculo caudal suele tener manchas oscuras.

La cabeza es muy desproporcionada en relación con el resto del cuerpo, fino y afilado-, con una boca enorme que puede ser proyectada para capturar sus presas. La talla máxima descrita es de 15 cm.

Tiene siete espinas en la aleta dorsal y dos espinas en la aleta anal.

Vive en verano cerca de la orilla, entre 0 y 30 metros de profundidad, momento en el que es muy fácil de encontrar en puertos y entre las rocas de la costa, mientras que en invierno es capaz de descender a más de 200 metros.

Habita en pequeños grupos sobre los fondos rocosos, donde se esconde entre las grietas de rocas, cada individuo en una grieta que defiende con una fuerte territorialidad. No es migratorio. Permanece todo el día escondido y nada de noche para cazar y alimentarse.​

La puesta de la hembra es recogida por el macho en su boca, donde incuba los huevos hasta que eclosionan y se alejan de su padre, permaneciendo sin comer todo el tiempo de incubación.

Se alimenta de pequeños invertebrados y peces.